Return to site

La gamificiación sí vale para el marketing digital en B2B y B2C

· teambuiding,gamificación,RRHH

Hace unos meses tuve la suerte de “toparme” con dos artículos muy interesantes. El primero hablaba sobre la diferencia entre: juego, aprendizaje basado en juegos y gamificación; el segundo analizaba el concepto de gamificación aplicado al e-commerce.

Y a partir de su lectura, comencé a elaborar este artículo para explicar, de forma general, cómo en qondar aplicamos la gamificación para B2B.

 Lo primero que nos planteamos fue la necesidad de realizar una reflexión, tanto sobre el primer punto (diferencias) como sobre el segundo punto (objetivos y ámbitos), y a continuación, explicar cómo hemos ido aplicando a nivel práctico el concepto de gamificación para definir una estrategia y transmitir nuestro proyecto.

¿Cuál es la diferencia entre el concepto de jugar, jugar para aprender y gamificación?

  1. El acto de jugar, conlleva en sí mismo una acción lúdica donde se aprenden unas reglas con retos para superar solo o en equipo. No existe otro objetivo más que el de disfrutar.
  2. Los -serious games-son una variante. Son aquellos, donde el acto de jugar se utiliza para aprender (aunque si lo pensamos, todo juego conlleva aprendizaje, ahí lo dejo…). En mi humilde opinión los -serious games-, o juegos cuyo fin es aprender o formarse, son parte del concepto de gamificación y enlazan con la siguiente descripción.
  3. Cuando utilizamos el juego con otro objetivo distinto al de jugar, lo llamamos gamificación. Utilizamos dinámicas de juego en entornos no lúdicos.

Y después de esta pequeña lección, entremos en el “meollo” de la cuestión…

¿Quiénes somos? Y lo más importante, ¿cómo transmitir nuestro mensaje?

Todo el equipo, llevamos en -nuestras espaldas-, muchos años de experiencia en el mundo Social Media (y en muchos otros) trabajando en B2B mayoritariamente, y, cuando tuvimos la oportunidad de participar en el proyecto qondar, surgieron muchas dudas respecto a cómo enfocar nuestros juegos en entornos no lúdicos y, sobre todo, cómo transmitir la idea en el entorno B2B y digital.

Las discusiones versaron (entre muchas otras cosas) sobre si, hacíamos gamificación o no, o exactamente cuál era el término o concepto con el que nuestro proyecto iba a ser identificado.

Teniendo los tres puntos anteriores claros (después de mucho -brainstorming-), llegamos a la conclusión de que la clave para entender quiénes éramos, residía en, primero, el ámbito donde íbamos a desarrollar el juego, y segundo, con qué fin. Esto  fue la clave a la hora de diseñar nuestra estrategia de comunicación digital. Estaba claro que nosotros entrabamos dentro del punto 3: qondar utiliza dinámicas de juego en entornos no lúdicos.

Y así decidimos definirnos en nuestra fantástica web…

“Diseñamos juegos grupales de inteligencia e interacción y creamos historias de forma personalizada con el objetivo de satisfacer los retos de negocio conjuntamente definidos con la empresa cliente”.  

Fue genial que nosotros lo tuviéramos claro, pero lo importante era, ¿cómo íbamos a transmitir la idea en el ámbito digital y B2B?

Entonces surgió la analogía. ¿Cómo lo aplican en otros ámbitos? ¿Existe gamificación en ámbitos distintos a la enseñanza o los eventos B2B? ¿Podemos aprender de ellos? ¿Son efectivos?

La respuesta fue afirmativa y, sobre todo, enriquecedora.

El e-commerce enfocado a B2C.

Y empezamos a investigar y ver casos prácticos donde la gamificación era clave en la estrategia digital (excelente la campaña de Justeat en Facebook o MasterD). No era nuestro ámbito, pero podíamos aprender cómo comunicar y generar engagement con nuestros posibles -seguidores- (no solo clientes, porque en B2B necesitas una estrategia de marketing off-line, SÍ o SÍ). Al final de lo que estábamos hablando era de marca,mensaje y cómo transmitir qué es qondar.

Lo primero con lo que nos quedamos fue que -gestionar objetivos atrayentes para el usuario a corto, medio y largo plazo-fideliza. Esto vale para B2C enfocado a ventas y B2B enfocado a nuestro objetivo, marca.

Por otro lado, y entrando más en el desarrollo de estrategia, está claro que si hay gamificación debe haber premio (como en cualquier juego). Es un incentivo, si jugamos y conseguimos el reto, te premiamos, o si el usuario realiza una serie de acciones (evangelizar la marca) es recompensado. Esta dinámica es propia no solo de la gamificación sino del propio concepto de juego.

Después de mucho reflexionar, sobre el dónde, cuándo y para quién, llegamos a la conclusión de que gamificar en e-commerce no solo va de conseguir ventas, que también, sino de generar marca, y este fue el punto en común que encontramos con nuestra estrategia digital en qondar. Puedo no comprar inmediatamente en Justeat o MasterD, pero me he quedado con su mensaje. Si algún día estoy “malamente” o quiero opositar, os aseguro, que me acuerdo de su mensaje y compro. Ese era nuestro verdadero objetivo, “quédate con nuestro proyecto para cuando lo necesites”.

Bueno sí, pero al final ¿exactamente qué tiene que ver las estrategias de gamificación B2C con qondar?

Todo. Cuando planteamos a las empresas nuestro proyecto, todo lo expuesto está incluido: somos el canal entre la empresa, sus equipos y el individuo. Las dinámicas de gamificación tienen unos objetivos determinados, el entorno y el objetivo son -no lúdicos-, pero el individuo lo percibe como hemos expuesto al principio de este artículo: jugar y por ende, recompensa y superación de retos.

Además, existen muchos puntos en común con la gamificación en B2C:

  • Crear experiencias agradables y únicas que se asocien a los valores de la empresa a la que ofrecemos nuestros servicios.
  • Generar vínculos emocionales con los empleados (en B2C, clientes)
  • Promover la participación de los empleados (en B2C, usuarios)
  • Aumentar el vínculo entre empleados-empresa (en B2C, engagement)
  • El teambuilding es aliado de la productividad (en B2C, incrementa las conversiones)
  • Si el trabajador disfruta, su relación con la empresa mejora y se convierte en promotor de sus ideales (en B2C, el cliente contento se convierte en evangelizador de la marca).

Nuestra conclusión fue positiva: la gamificación sirve no solo en nuestro ámbito profesional sino en muchos otros.

Si te conocen, si confían en tu marca, si generas comunidad, si transmites bien quién eres, qué es lo que ofreces, qué te diferencia y sobre todo, si tu producto (B2C) o servicio (B2B) es competitivo y tiene un valor diferenciado, no importa si el ROI no es inmediato, tu mensaje es recordado y no solo gana tu negocio sino también el cliente. El cliente, el usuario, el seguidor es el rey.

Conclusión: Déjales que disfruten jugando con tu marca.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK